Roscón de Reyes exprés

martes, 6 de enero de 2015

La receta de este roscón no necesita masa madre, por lo que en unas 4 horas te lo puedes estar comiendo.
Ingredientes:
- 180 gr de azúcar
- 180 gr de leche
- 80 gr de aceite de girasol
- 50 gr de levadura fresca de panadería
- 2 huevos
- la piel de una naranja y de un limón (sin la parte blanca)
- 35 gr de agua de azahar
- 610 gr de harina de fuerza
- fruta escarchada
- azúcar humedecido con anís
- almendras fileteadas

Elaboración con Thermomix:
Echamos el azúcar y lo pulverizamos durante 20 segundos a velocidad 10. Incorporamos las pieles del limón y la naranja y pulverizamos segundos a velocidad 10.
Bajamos el azúcar de las paredes y añadimos la leche, calentamos 4 minutos, 37º  y velocidad 1.
Echamos la levadura, los huevos, el aceite y el agua de azahar y mezclamos 10 segundos a velocidad 4.
Ponemos la mitad de harina (unos 300 gr) y mezclamos 15 segundos a velocidad 6.
Añadimos  el resto de harina, y amasamos 5 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
Dejamos en el vaso hasta que doble su volumen y salga por el bocal (se puede abrigar el vaso con un paño de cocina o una toalla), esperamos 1 hora y media aprox.
Bajamos la masa con la ayuda de la espátula y volvemos a amasar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.
Sacamos la masa y podemos hacer 2 roscones pequeños o uno grande.
Nos engrasamos las manos con aceite para manejar la masa y dar la forma al roscón.
Pintamos con huevo batido y dejamos que doble su volumen (yo suelo meterlo dentro del horno precalentado a 50º y apagado, con la puerta cerrada).
Cuando haya levado, sacamos del horno que precalentamos a 180º y metemos un recipiente de barro o cristal resistente al horno con agua para que haya humedad durante la cocción.
Mientras, decoramos con frutas escarchadas, almendras fileteadas, azúcar humedecido... o lo que se nos ocurra, e introducimos en el horno durante 25 minutos con calor arriba y abajo.

Elaboración tradicional:
Calentamos ligeramente la leche, le añadimos el azúcar, las ralladuras de naranja y limón y removemos unos minutos hasta que se disuelva el azúcar y se infusionen las pieles.
En un bol, echamos la leche con la levadura desmenuzada, el aceite, los huevos y el agua de azahar y batimos con la batidora. Incorporamos la mitad de la harina y seguimos batiendo hasta que no hayan grumos.
Echamos el resto de harina, nos engrasamos las manos con un poco de aceite y amasamos bien. Aunque se nos quede un poco pegada, no hay que incorporar más harina ya que al levar se queda perfecta.
Hacemos una bola y tapamos el bol con film transparente y un paño y lo dejamos en un luigar cálido hasta que doble el volumen en una hora y media más o menos.
Cuando haya doblado, nos volvemos a untar las manos con aceite y amasamos un poco más para quitar los gases y podemos hacer 2 roscones pequeños o uno grande.
Pintamos con huevo batido y dejamos que doble su volumen (yo suelo meterlo dentro del horno precalentado a 50º y apagado, con la puerta cerrada).
Cuando haya levado, sacamos del horno que precalentamos a 180º y metemos un recipiente de barro o cristal resistente al horno con agua para que haya humedad durante la cocción.
Mientras, decoramos con frutas escarchadas, almendras fileteadas, azúcar humedecido... o lo que se nos ocurra, e introducimos en el horno durante 25 minutos con calor arriba y abajo.


Y ya sólo queda comerlo como más os guste: sólo, relleno de nata, crema, trufa...




0 comentarios:

De las manos a la boca Copyright © 2009 Designed by Ipietoon Blogger Template for Bie Blogger Template Vector by DaPino